Llega la Navidad y todos sabemos que hacer regalos está lleno de riesgos. Hay que tener en cuenta los gustos del que los recibe, sus necesidades y, si se puede, ambas cosas. Pero cuando pensamos en los más pequeños hay más elementos a tener en cuenta, entre otros la generación de hábitos, la tarea educativa y la responsabilidad.

Si partimos de que regalar ropa, es una misión difícil: la persona que regala tiene que saber moda infantil; y aún así debes de conocer sus gustos, la talla —no te puedes pasar en la talla, para que no digan que le ves al niño gordo o gorda—, o cual prenda le va a gustar. Si regalamos un juguete, el análisis también es complejo y la valoración de la responsabilidad del que regala diferirá de si se trata de un juguete educativo, de uno que el niño o la niña ha pedido en la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel-San Nicolás, por que lo ha visto en la TV, y de muchos factores.

Pero regalar un libro es diferente. Habla de ti, habla de quién lo recibe, habla de su familia, habla de cómo les ves, de cómo les quieres ver, de tu responsabilidad y de tus miedos. Sí, de tus miedos, por ejemplo a qué dirán algunos cuando apareces con un libro infantil, o dos, o un cómic: «si no lo va a leer»… como si con el cacharro de plástico va a jugar mucho. Quédate con la conexión «qué dice el regalo del libro de ti y de cómo interpretas a la entidad —niño o niña, familia— receptora».

Para que sea más fácil encontrar el significado de regalar un libro puedes, como se dice por ahí, hacer una inversión del punto de vista: «encontrar a alguien leyendo un libro que te encanta es como ver a un libro recomendándote a esa persona”. Puedes ser el regalo para un libro, pero también ese libro te puede recomendar. Así que si en navidades hacemos regalos, ¿por qué no regalar un objeto que nos devuelve el favor y nos puede recomendar? Que es agradecido.

Cuando regalas un libro a un niño, además de papel y tinta en forma de palabras e ilustraciones, das en acogida un elemento de ocio, de diversión, de despertar de la imaginación y de aprendizaje. Además, lo interesante es que educas y generas hábitos, ya que asociado al regalo, sin que se note, va la obligación establecida… ¿ya lo has leído? ¿Qué te pareció? Comentarios, contacto, diálogo, motivación y promoción de la lectura, una tarea fundamental con los peques. Es como regalarles un viaje, una función de circo y risas, una sesión de relajación, un curso de magia…

Los libros son un regalo siempre valioso, siempre útil, puedes regalar incluso bellos libros clásicos antiguos de librerías de segunda mano, así reutilizamos. (Foto colección: Natura y Cultura).

En estos tiempos de maquinitas, publicidad, consumismos, regalar un libro es un gesto de generosidad, y a veces de valentía. Regalar un libro es descubrir lo que de verdad queremos de los niños y niñas que tenemos cerca. Nos dice como les vemos o como les queremos ver en el futuro. Pero a las vez habla de ti.

Arriésgate, puede que ese libro que regales esta Navidad, se convierta en algo más que un objeto para la caja de los juguetes olvidados, puede que sea el primero que haga descubrir e iniciar el hábito de la lectura. Así que como se suele decir: «no hay mejor regalo que un libro». Y aunque tiene sus riesgos, como cualquier otro regalo, sus posibles beneficios son múltiples y de alto valor. Yo regalo libros. Y para los más pequeños tienes cuentos educativos, como los de la Orquídea de Darwin, o magníficos álbumes ilustrados donde la imagen y el arte despiertan la estética, la creatividad y nuevos valores. Y no nos olvidemos, ayudamos a las editoriales y a las librerías a seguir existiendo

En aquests temps de maquinetes, publicitat, consumismes, regalar un llibre és un gest de generositat, i a voltes de valentia. Regalar un llibre és descobrir el que de veritat volem dels xiquets i xiquetes que tenim a prop. Ens diu com els veiem o com els volem veure en el futur. Però a les vegada parla de tu.

Arrisca’t, pot ser que el llibre que regales este Nadal, es convertisca en una mica més que un objecte per a la caixa dels joguets oblidats, pot ser que siga el primer que faça descobrir i iniciar l’hàbit de la lectura. Així que com se sol dir: «no hi ha millor regal que un llibre». I encara que té els seus riscos, com qualsevol altre regal, els seus possibles beneficis són múltiples i d’alt valor. Jo regale llibres. I per als més xicotets tens contes educatius, com els de l’Orquídia de Darwin, o magnífics àlbums il·lustrats on la imatge i l’art desperten l’estètica, la creativitat i nous valors. I no ens oblidem, ajudem a les editorials i a les llibreries a seguir existint.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X